Revista Hola Polanco
Salud y Bienestar

Claves para mantener un corazón sano

Cada año mueren más personas en el mundo por enfermedades cardiovasculares que por cualquier otra causa, principalmente por enfermedad cardíaca isquémica y accidente cerebrovascular. Mientras que en las Américas, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), estos padecimientos cobran anualmente 2 millones de vidas.

De ahí que cada 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, a fin de que todos tomemos conciencia sobre la prevención y tratamiento de los padecimientos cardiovasculares. De acuerdo con el Dr. Othniel Cortés Molina, cardiólogo y miembro de Doctoralia, la plataforma líder que conecta a pacientes y profesionales de la salud, las principales enfermedades que afectan las funciones cardiacas, destacó que a nivel general es la Diabetes Mellitus y la Hipertensión Arterial, así como la Dislipidemia, la Obesidad, siendo las más frecuentes en México y en el mundo. Entretanto, el infarto agudo del miocardio es la más frecuente entre las enfermedades que podrían causar la muerte, seguido de las arritmias cardiacas, las enfermedades de las válvulas del corazón y la insuficiencia cardiaca.

La calidad y/o cantidad de sueño, también es un factor que influye en las enfermedades cardiovasculares, algunos estudios demuestran que no dormir lo suficiente o una deficiente calidad del sueño, se asocian a hipertensión arterial, colesterol elevado, arterioesclerosis, obesidad, diabetes y aumento en el riesgo de episodios cardiovasculares.

El especialista, recomienda estar atento a algunos de los siguientes síntomas y acudir o consultar al profesional de la salud en caso de presentarlos:

–          Palpitaciones o sensación de piquetes, brincos o aceleración en el corazón

–          Dolor en el pecho con sensación de opresión

–          Falta de aire sin un motivo aparente

–          Inflamación en los pies de manera simétrica

Doctoralia se une a esta conmemoración con datos y consejos para cuidar de nuestro corazón:

  • Antes que nada, es importante saber los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares: alimentación poco saludable, inactividad física, tabaquismo, ser hombre mayor de 45 años o mujer mayor de 55 años, tener un familiar cercano con enfermedad cardiovascular.
  • Mantener el control de la presión arterial, así como los niveles de colesterol y triglicéridos reduce en gran medida el riesgo de padecimientos cardíacos. Esto implica llevar un estilo de vida saludable y, de ser necesario, tomar los medicamentos que indique tu profesional de la salud.
  • Controlar tu peso forma parte de un estilo de vida saludable. El sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de enfermedad del corazón, porque están vinculados a otros padecimientos como diabetes, hipertensión y colesterol elevado.
  • Tener un peso saludable requiere llevar una dieta baja en grasas saturadas, rica en grasas buenas.
  • Hacer ejercicio con regularidad fortalece el corazón y mejora la circulación. De 20 a 30 minutos de ejercicios aeróbicos o simplemente caminatas de dos kilómetros al día, de preferencia 5 veces por semana.
  • Limitar el consumo de alcohol disminuye el riesgo de sufrir del corazón, ya que beber demasiado puede aumentar la presión arterial y las calorías adicionales del alcohol promueven el sobrepeso.
  • Se recomienda hacer un chequeo cardiovascular a los 40 años y un chequeo metabólico, para diagnosticar a tiempo enfermedades que puedan afectar al corazón.
  • Si el paciente es diabético o hipertenso, es necesario que asista por lo menos una vez al año al especialista (cardiólogo) aunque no tenga síntomas.
  • Fumar es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, de hecho, contribuye a cerca del 10% de todas las muertes por estas afecciones, así que lo más indicado es abandonar este hábito.
  • El estrés suele aumentar la presión arterial y en su forma más extrema puede provocar un ataque al corazón. Algunas formas de ayudar a controlar el estrés incluyen la actividad física, escuchar música, enfocarse en algo tranquilo o sereno y meditar.
  • Los buenos hábitos de sueño contribuyen a la salud del corazón; por el contrario, no dormir lo suficiente aumenta el riesgo de hipertensión, obesidad y diabetes, afecciones que, como ya hemos visto, aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas. Si tienes problemas para dormir, consulta a un profesional de la salud.

En su misión de hacer la experiencia de salud más humana, Doctoralia cuenta con más de 190 mil profesionales de la salud, entre los que se encuentran cardiólogos, nutriólogos y médicos generales que pueden ampliar tu conocimiento sobre las enfermedades cardiovasculares y ayudarte a mantener tu corazón sano.

Related posts

Cáncer colorrectal, segundo lugar de mortalidad en México

Hola Polanco

Insulina durante diabetes gestacional puede evitar futuros diagnósticos de diabetes tipo 2

Hola Polanco

ESTUDIO CONFIRMA EFECTIVIDAD DE COMPUESTO CONTRA EL COVID-19 Y ANUNCIAN SU LLEGADA A FARMACIAS

Hola Polanco

Leave a Comment